Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 abril 2013 5 19 /04 /abril /2013 17:56

Si usted tiene algún inmueble en el extranjero, verifique si debe incluirlo en la nueva declaración anual de bienes y derechos situados en el extranjero, que debe presentarse antes del 30 abril de 2013. Entre otros datos, deberá informar de los inmuebles que fuesen de su propiedad a 31 de diciembre de 2012, siempre que el valor conjunto de éstos supere los 50.000 euros.


Obligación de declarar. A la hora de ver si está obligado a declarar sus inmuebles, tenga en cuenta lo siguiente:


o   El valor a tener en cuenta es el valor de adquisición de los inmuebles. Por ejemplo, si usted tiene dos pisos en Andorra desde hace muchos años que le costaron 20.000 euros cada uno, no deberá declararlos aunque ahora su valor de mercado sea de 100.000 euros cada uno.


o   En caso de que sea propietario de un inmueble junto con otras personas, no prorratee su valor. Si usted es propietario de una vivienda de 60.000 euros junto con otras dos personas, los tres estarán obligados a declararla, ya que la vivienda, por sí sola, ya supera los 50.000 euros.

 

Si al final de 2012 usted o su empresa tenían depósitos bancarios, valores (acciones, fondos de inversión, seguros, etc.) o inmuebles en el extranjero por más de 50.000 euros, deberán declararlos entre febrero y abril de este año presentando el modelo 720.


A efectos de determinar si supera o no la cifra indicada, deberá considerar cada uno de estos tipos de activos individualmente. De este modo, si tiene una cuenta corriente en Suiza con 25.000 euros y en Andorra un plazo fijo con 60.000 euros y un local valorado en 30.000 euros, sólo deberá declarar los dos depósitos (que en conjunto suman 85.000 euros), pero no el local.


Valoración. A la hora de valorar dichos activos (y ver si se supera el límite de los 50.000 euros), tenga en cuenta lo siguiente:


o   Las cuentas y depósitos deben valorarse por el mayor valor de entre el saldo a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre de 2012.

o   Los valores deben computarse según las normas del Impuesto sobre el Patrimonio. Por ejemplo, en caso de participaciones en sociedades que no se auditen, por el mayor valor de entre su valor nominal, su valor teórico contable o el resultante de capitalizar al 20% el beneficio promedio de los tres últimos ejercicios.

o   Los inmuebles deberá valorarlos por su valor de adquisición, independientemente de cuál sea su actual valor de mercado.

 

Excepción. No obstante, sepa que puede evitar la obligación de presentar el modelo 720 si, al cerrar el ejercicio 2012, estos activos aparecen de forma individualizada y claramente identificados en su contabilidad (es decir, deberán estar contabilizados en una cuenta independiente cuya denominación incluya todos sus datos identificativos, con el fin de que puedan ser individualizados de forma inmediata).  En cualquier caso, aunque se incline por esta segunda opción (pensando que así no tiene que informar de forma "activa" a Hacienda), lo más probable es que la Inspección acabe disponiendo de esta información (a través de alguna mención obligatoria en el impreso de declaración del Impuesto sobre Sociedades, por ejemplo). Su empresa no deberá presentar el modelo 720 si, al cerrar el ejercicio 2012, se asegura de que dichos activos aparecen en su contabilidad claramente identificados.

 

La nueva declaración (modelo 720) será anual y deberá presentarse entre enero y marzo del año siguiente al cual vaya referida. No obstante, de forma excepcional, está previsto que la declaración relativa a 2012 se presente entre marzo y abril de 2013. Se ha establecido un régimen de sanciones muy severo para los que incumplan esta obligación. Vea a continuación en qué consisten estas sanciones y qué circunstancias deben concurrir para que sean aplicables.


Régimen sancionador


Por no declarar. En primer lugar, si no se presenta el modelo o su presentación se realiza de forma inexacta, incompleta o con datos falsos, Hacienda podrá imponer una sanción de 5.000 euros por dato omitido, con una penalización mínima de 10.000 euros. Si la declaración se presenta fuera de plazo y sin requerimiento previo ,la sanción se reduce a 100 euros por cada dato, con un mínimo de 1.500 euros.


No prescribe. Además, en caso de que se deje de declarar algún activo adquirido con rentas no declaradas, dichas rentas no prescribirán. En este sentido:


o   El valor de dichos activos tendrá el carácter de ganancia patrimonial no justificada, sea cual sea su fecha de adquisición.

o   Dicha ganancia se imputará a la declaración del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio más antiguo de entre los no prescritos, sin que éste pueda ser anterior a 2012

o   Esta regla no es aplicable si se acredita que el activo fue adquirido con rentas ya declaradas u obtenidas cuando el contribuyente no tributaba en España.


Sanción del 150%. Por si todo esto no fuera suficiente, también se incrementa la sanción aplicable sobre la cuota dejada de ingresar en estos casos. A partir de ahora, en lugar de ser la habitual del 50%, se establece una penalización fija del 150%.


Ejemplo


Cuentas. Un particular obtuvo una renta en 2005 de 180.000 euros que no declaró en su IRPF y que depositó en tres cuentas corrientes en un banco de Suiza. Si éstos son sus únicos bienes  en el extranjero y no los declarara, en caso de ser objeto de una comprobación en diciembre de 2013, será sancionado duramente:

1. Dado que la renta se obtuvo en un año prescrito (2005), debe declararse en 2012 (180.000 x 52%).

2. Estimamos que Hacienda reclama seis meses después de la fecha en la que debería haberse ingresado.

3. Recuerde que cabe aplicar una reducción del 25% sobre las sanciones en caso de satisfacer la deuda en plazo.


Declare. No se la juegue y declare sus activos. Una vez lo haya hecho, si puede demostrar que los adquirió con rentas obtenidas en años prescritos ya no podrán exigirle nada. No obstante, si dichos activos han generado rendimientos en los últimos cuatro años, deberá presentar complementarias del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades. El hecho de que no deba tributar por dichos activos no le exime del deber de declarar los rendimientos que éstos hayan generado en años no prescritos.


El plazo para declarar los bienes y derechos situados en el extranjero finaliza el 30 de abril. 


Si desea que le confeccionemos el modelo 720, ponganse en contacto con nosotros en la siguiente dirección de correo electrónico iurisgestionintegral@gmail.com

Concepto

Importe

Sanción por no declarar 3 cuentas

15.000

Cuota no ingresada IRPF 2012 (52%)

93.600 (1)

Intereses de demora (seis meses)

2.340 (2)

Sanción por no ingresar cuota (150%)

140.400

Total a pagar

251.340 (3)

Compartir este post

Repost 0
Published by iurisgestionintegral - en FISCALIDAD
Comenta este artículo

Comentarios