Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 abril 2014 6 05 /04 /abril /2014 10:40

 

descarga.jpg

 

Si  tiene inmuebles alquilados y declara en su IRPF cuál ha sido el rendimiento total que ha obtenido en 2014 por dicha actividad, recuerde que primero deberá hacer un cálculo individualizado del rendimiento de cada uno de ellos, deduciendo de los ingresos percibidos por el arrendamiento de cada inmueble todos aquellos gastos necesarios para su obtención:

 

Servicios. Dedúzcase los gastos por servicios que se incluyan en el alquiler y que vayan a su cargo (vigilancia, portería, administración, etc )

 

Asesoría. Los gastos de asesoría jurídica relativa al alquiler, litigios con inquilinos, etc

 

Seguros. Seguros del inmueble (daños, responsabilidad civil, etc ) que vayan a su cargo

 

Tributos. Dedúzcase también el IBI, las tasas de basuras, etc , y otros impuestos similares, siempre que no tengan carácter sancionador.

 

Amortización. Compute como gasto de amortización el 3% del valor de adquisición del inmueble (excluido el suelo) o del valor catastral (excluido el valor del suelo) si éste es superior Calcule el valor de adquisición del suelo según el porcentaje que éste representa sobre el valor total del inmueble en el recibo del IBI

 

• Recuerde también computar como gasto las rentas del alquiler no cobradas si a 31 de diciembre ya han transcurrido más de seis meses desde que su pago fue exigible

 

Recuerde también deducirse los intereses derivados de préstamos solicitados para adquirir o mejorar el inmueble, así como cualquier otro gasto relacionado (comisiones, gastos de notario y registro, etc ) Igualmente, podrá deducir los gastos por reparaciones (pintura, arreglo de instalaciones )

 

No obstante, estos dos últimos tipos de gastos tienen un límite (que no es de aplicación a los gastos enumerados anteriormente): la suma de los gastos de reparación y conservación más los intereses no puede superar el importe de los ingresos. Apunte. Si esto ocurre en un ejercicio, el exceso de intereses y de gastos de reparación y mantenimiento no deducidos no se pierde Podrá computar dicho exceso en los cuatro ejercicios siguientes con los ingresos que obtenga por el alquiler del mismo inmueble, respetando el mismo límite anterior.

 

Una vez haya calculado el rendimiento individual de cada inmueble (obtenido por la diferencia entre ingresos y gastos deducibles), recuerde que, en el caso de viviendas alquiladas a particulares, podrá reducir además dicho rendimiento individualizado en unos porcentajes:

 

• En caso de que los inquilinos tengan menos de 30 años, usted podrá aplicarse una reducción del 100% sobre los rendimientos obtenidos y no deberá tributar nada en su IRPF por el alquiler

 

• La reducción es del 60% en el resto de alquileres de viviendas

 

Una vez hecho el cálculo individualizado del rendimiento reducido percibido en cada inmueble (rendimiento obtenido una vez aplicadas las reducciones correspondientes), deberá sumarlo con el del resto de inmuebles, obteniendo así el rendimiento total a declarar Dicho rendimiento total se añadirá al resto de los rendimientos que tributan al tipo general del IRPF (rendimientos del trabajo, imputaciones de rentas, rendimientos de actividades económicas, etc ) Éste es un aspecto que puede beneficiarle, ya que si sus rendimientos del alquiler han sido negativos, podrá deducirlos del resto de rendimientos de la base general, reduciendo así su tributación.

 

www.iurisgestionintegral.com

Compartir este post

Repost 0
Published by iurisgestionintegral
Comenta este artículo

Comentarios